jueves, 8 de noviembre de 2012

Cómo...conseguir más tiempo libre



Imagen vía Kayture

Las Navidades se acercan y poco a poco crecen los compromisos y se acumulan las tareas por hacer. El día parece quedarse corto pero...¿Hay alguna forma de conseguir más tiempo? Tiempo para disfrutar de nostras, nuestros amigos, nuestras aficiones favoritas...y sobre todo tiempo para realizar nuestros sueños.

Aquí van algunos pequeños trucos que yo he ido incorporando con éxito poco a poco a mi rutina diaria...

1. La semana empieza el domingo

Cuando tenía 12 años me regalaron mi primera agenda. Mi tía abuela me la compró en Londres. Era muy bonita, con muchas ilustraciones y tapas rojas. Pero lo más importante de todo: como en la mayoría de las agendas anglosajonas, la semana comenzaba en domingo.

Así fue como poco a poco adquirí el hábito de planificar toda la semana el último día de la anterior.
Comenzar la semana el domingo me hace tener una visión muy amplia de todas las tareas que tengo que hacer y adaptar la semana en función de ellas. Y sobre todo, me da una agradable sensación de control de mi tiempo con lo que el lunes empiezo el día sin estrés ni traumas :)


2. Anótalo todo en la agenda


Hazte con una buena agenda, llévala siempre contigo. Tanto si lo que tienes que hacer es una presentación con los clientes más importantes de tu empresa como llevar el coche al taller o comprar mantequilla para un pastel...¡Anótalo en tu agenda! Asigna a cada tarea una hora y una duración específica. De esta forma, de un rápido vistazo por la mañana tendrás una idea clara de todo lo que tienes que hacer durante al día.

3. Decide qué es importante

Por mucho que queramos alargarlo el tiempo del que disponemos es el que es: 24 horas al día. Así que el número de cosas que podemos hacer durante el mismo es limitado. Decide qué actividades son importantes para ti y dales prioridad sobre todas las demás. Si tu salud es importante para ti, haz hueco para hacer ejercicio cada día. Si prefieres ascender en tu carrera dedícale más tiempo a tu trabajo. Si quieres aprender un idioma invierte tiempo en las clases y en el estudio. Sea lo que sea lo que quieres hacer, si de verdad es importante encontrarás la forma, si no lo es, encontrarás excusas.

4. Planifica, planifica y planifica...

Aunque en un primer momento planificar nos pueda parecer una pérdida de tiempo, dedicar unos minutos a la semana a planificar nos ahorrará tiempo, disgustos y dinero. Por ejemplo, planificar todos los menús de la semana es una gran ayuda a la hora de ir a la compra y de cocinar, además de que nos ayudará a comprar justo lo que necesitamos y a no tener que desperdiciar alimentos estropeados.

5. Di NO

¿Te han invitado a un bautizo al que no te apetece ir? ¿Tienes que hacerle la declaración de Hacienda a tu mejor amiga? Simplemente di no. No tenemos por qué hacer cosas con las que no nos sentimos cómodas. Por hacerlas nadie nos va a valorar más si no que todo lo contrario, pensarán que somos personas sin voluntad fácilmente manipulables. Elige las actividades a las que de verdad quieres ir, las que de verdad te llenen y...¡Disfrútalas!

6. Trabaja en tus sueños

¿Cuál es tu sueño? ¿Quieres escribir una novela? ¿Hacer el viaje de tu vida? ¿Pasar un año en París? ¿Comprarte una casa? Lo que diferencia un sueño de un objetivo es simplemente ponerle una fecha de realización. Pon una fecha a tu sueño (que sea realista) y escribe los pasos que tienes que dar para conseguirlo. Cada día haz un hueco en tu agenda para trabajar en él, no importa lo pequeño que este hueco sea; pueden ser 3 horas, 1 hora...¡o 10 minutos! Lo importante es que comiences a hacerlo realidad desde hoy mismo.

7. Mantén el orden

Ser ordenadas es la mayor fuente de tiempo que conozco. Un armario ordenado nos regalará unos valiosos minutos extras por la mañana a la hora de elegir el outfit del día. Un archivo ordenado nos facilitará encontrar el documento justo en pocos segundos. Un escritorio ordenado nos motivará a trabajar y mantenernos centradas en lo que estamos haciendo. Ser ordenada sólo implica una pequeña disciplina por nuestra parte y a cambio nos dará muchas horas de tiempo libre para dedicarlas a cosas que de verdad son importantes.

8. Invierte en ti misma

Existen libros excelentes que son una gran herramienta para optimizar nuestro tiempo. Aunque no podamos aplicar todo lo que dicen es muy fácil sacar de ellos buenas ideas y sobre todo, darnos cuenta de dónde podemos mejorar. Algunos de mis favoritos: Los 7 hábitos de la gente altamente efectivaCoach yourself to success o Getting things doneEstos dos últimos los he leído en inglés, pero creo que también están disponibles en español.

¿Y vosotras? ¿Qué herramientas usáis para gestionar el tiempo? ¿Algún consejo que compartir? Me encantará probarlo ;)

¡Feliz puente!

2 comentarios:

MARIA dijo...

El sistema de la agenda lo utilizo aunque a veces confío todavía en la memoria (y no debería). No suelo organizar la semana el domingo, pero tendré en cuenta tu consejo. Lo del armario una verdad como un templo (yo intento tenerlo ordenado por colores). Lo de decir no ya es un poco más difícil y lo de los sueños tengo como para rellenar una agenda.
Besos y muchas gracias, Mª José

Ana Trigo dijo...

Gracias a ti, María José, un placer tu visita y leer tus comentarios! :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...